oportunidades

“El hombre cuerdo aprovecha todas las oportunidades, pero qué mal por aquellos hombres que se duermen y dejan pasar la oportunidad.”

oportunidadesUna historia de un hombre que aprovecho la oportunidad que se le presento e hizo de su empresa la más grande del mundo. Es la de Steve Jobs. Los aparatos de Apple son aparatos que han revolucionado al mundo y que nacieron del sueño de un hombre. El anhelo de este hombre fue tan grande que se inspiró en crear Apple y con el tiempo, se convirtió en una poderosa empresa. Hoy Apple, es la compañía de tecnología e informática más grande del mundo, por sobre Google, Microsoft y otras grandes marcas.

Si te levantas temprano y empiezas tu día con una buena actitud, si estás agradecido por vivir un día lleno de oportunidades y decides hacerlo productivo, si no pierdes o desperdicias tu tiempo durmiendo o haraganeando, si planeas tu trabajo, limitas y mides tu tiempo, revalúas por unos minutos al día tu desempeño y tus meta…. eres ambicioso. 

¿Cual es la característica más importante de una persona exitosa? 

La respuesta es su fuerte ambición.

Generalmente una persona exitosa se le conoce como trabajadores esforzados, preocupados por la buena ejecución. Son conocidos por su ambición, ya que encuentran y generan muchas oportunidades que intentan aprovechar y compartir con otros.  

Son personas que saben que las oportunidades van y vienen que son momentáneas y las aprovechan mientras las tienen.

FILIPENSES 3:12-14 DHH

12 No quiero decir que ya lo haya conseguido todo, ni que ya sea perfecto; pero sigo adelante con la esperanza de alcanzarlo, puesto que Cristo Jesús me alcanzó primero. 13 Hermanos, no digo que yo mismo ya lo haya alcanzado; lo que sí hago es olvidarme de lo que queda atrás y esforzarme por alcanzar lo que está delante, 14 para llegar a la meta y ganar el premio celestial que Dios nos llama a recibir por medio de Cristo Jesús.

Hoy en día la palabra ambición tiene un mal concepto ya que muchas personas la han utilizado para mal. Pero la ambición es el deseo interno de crecer y salir adelante y puede ser usada para el bien o el mal. En Filipenses 3:12-14 podemos ver como el apóstol Pablo tenía un deseo ardiente de llegar a la meta y cumplir el llamado que Jesús le había hecho, por  lo que Pablo estaba dispuesto a hacer cualquier sacrificio para lograrlo. Si, notas. El Apóstol Pablo tenía la ambición de hacer el bien para el Reino de Dios. 

Lo contrario de ambición es la conformidad y mediocridad. Joven, Dios no te dio talentos ni dones para que los tengas dormidos o para desperdiciarlos ¡NO! El te los dio para que los utilices y ganes más personas para su reino. ¡Levántate y Crece! 

LUCAS 12:16-21 DHH

16 Entonces les contó esta parábola: «Había un hombre rico, cuyas tierras dieron una gran cosecha. 17 El rico se puso a pensar: “¿Qué haré? No tengo dónde guardar mi cosecha.” 18 Y se dijo: “Ya sé lo que voy a hacer. Derribaré mis graneros y levantaré otros más grandes, para guardar en ellos toda mi cosecha y todo lo que tengo. 19 Luego me diré: Amigo, tienes muchas cosas guardadas para muchos años; descansa, come, bebe, goza de la vida.” 20 Pero Dios le dijo: “Necio, esta misma noche perderás la vida, y lo que tienes guardado, ¿para quién será?”21 Así le pasa al hombre que amontona riquezas para sí mismo, pero es pobre delante de Dios.»

Tenemos que tener cuidado de no caer en la ambición equivocada.

¿Cuales es la ambición equivocada? La AVARICIA. ¡SI! La avaricia es el deseo de enriquecerse, tener fama y poder, sin pensar en otros, sino ignorándolos o pasando sobre ellos. Este tipo de ambición deber ser eliminado de nuestros corazones porque busca atesorar lo que no perdura y produce miseria de toda clase. La Biblia nos enseña que cuando las razones no son las correctas, tarde o temprano todo desaparecerá. 

1 CORINTIOS 9:24-25

24 Ustedes saben que en una carrera todos corren, pero solamente uno recibe el premio. Pues bien, corran ustedes de tal modo que reciban el premio. 25 Los que se preparan para competir en un deporte, evitan todo lo que pueda hacerles daño. Y esto lo hacen por alcanzar como premio una corona que en seguida se marchita; en cambio, nosotros luchamos por recibir un premio que no se marchita.

Quien corre una carrera desea llegar primero. Como dijo Ayrton da Silva: “El segundo lugar es el primero de los perdedores”. Debemos vivir lo mejor que puedas, creciendo y produciendo al máximo, sin desperdiciar las oportunidades ni talentos que Dios te dio. Un Consejo: Rodéate de gente hambrienta y deseosa de crecer, que tenga pensamiento productivo, descubra las oportunidades y trabaje en ellas para ser el mejor. GANA EL PREMIO O LA CORONA QUE DIOS TE OFRECE.

Oye, esfuérzate por ser mejor con tu familia, con tus amigos y aquello a lo que te dedicas. La ambición no consiste en desear grandes cosas, sino que se produce cuando existe una visión y propósito de vida. Mantén tu motivación, persigue tus objetivos y sueños. Tu actitud de ser productivo y trabajar duro te creará la necesidad de planear y organizarte. Ve adelante de Dios y cuida tu corazón de la avaricia, pero pídele orientación en las oportunidades que te dará. 

Hoy es el momento de empezar a crear oportunidades que desarrollarán tu vida. Jesús murió en una cruz por amor a ti, para que tuvieras vida eterna. Toma la decisión de recibirlo y deja que obren en ti. Dios tiene el control de todas las situaciones que estas pasando, pero quiere que primero lo busques. Aprovecha esta oportunidad y allí donde estés toma un tiempo para pensar y pedirle al Señor que te ayude a ser una persona que alcance y supere sus metas. 

¡ÁNIMO Y VE CON TODO!

Actitud Cristiana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *