En escondidas

“En escondidas!”

¡En escondidasOye! Detente, Te podrás esconder de tus amigos, de tus padres y de todo el mundo, pero no podrás esconderte de Dios. ¡Jamás!. Aunque te escondas bajo las piedras, en lo más profundo del mar, Dios siempre te verá. Lo que te quiero decir hoy  es que la pornografía es pecado, la masturbación es pecado, fumar, beber, fornicar, drogarse también lo son. Y es que este es un tema muy fuerte que a muchos no les gusta tocar, pero es la realidad. Hoy vivimos en mundo donde el pecado esta ganando más personas día a día.

Por eso hoy quiero decirte joven, dedícate a cumplir la voluntad de Dios en tu vida, ya es momento de dejar de satisfacernos con el mundo y comencemos a llenarnos, a satisfacernos con las cosas buenas y agradables de Dios. Es momento de que dejes de practicar lo mencionado, resiste la tentación y verás como serás bienaventurado. Busca en que distraerte, porque entre más ocupado estés las ganas de pecar se van.
 en 2 Timoteo 2:22 dice así: Huye, pues, de las pasiones juveniles y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que invocan al Señor con un corazón puro.
Ves, no te lo digo yo. Te lo dice la palabra de Dios y es exactamente eso lo que debemos de hacer huir, escapar de las pasiones, huir de toda tentación para no caer de nuestra gracia. Claro esta que esto no se trata de señalarte o acusarte ¡NO!, sino al contrario Jesús quiere que seas libre de eso, libre de ese pecado adictivo al cual estas sometido. Jesús quiere usarte en gran manera y tiene un gran propósito para tu vida pero debes de estar consciente que para que Dios pueda usarte como Él quiere usarte, Él necesita que tú pongas de tu parte. ¿Como? pues simple, viviendo una vida en santidad apartada del pecado y consagrado para Dios, buscando más de la presencia de Dios. Pero tal vez te estés preguntado ¿Como el señor puede utilizarme si soy un pecador? Pues déjame decirte que si puede utilizarte, ya que puedes impactar vidas a través de tu testimonio de como Dios te saco de ese abismo.
Para Dios no hay pecado que no se pueda vencer, claro que si puedes salir, aún cuando perezca difícil hay una salida, tal vez lo has intentado muchas veces, y no logras salir de ese abismo, de esa adicción, pero es necesario que nunca te des por vencido hasta que hallas logrado salir y ser libre. Pero lo más importante en todo esto, es la DETERMINACIÓN que tienes que tener para someterte al proceso de ser libre, es decir que tú tienes que querer ser libre de verdad, tiene que salir de tu corazón ese deseo sincero y transparente de ser libre, pues cuando el arrepentimiento solo es externo pero no interno difícilmente podrás ser libre de ese pecado.
Jesús quiere y esta dispuesto a liberarte de ese pecado, si tan solo permites que Él tome tu mano y guíe tu camino, es momento de renunciar a ti mismo a tus deseos engañosos que te llevaran al fracaso espiritual y te alejaran de Dios y de las bendiciones que Dios tiene para tu vida. Recuerda el murió por ti para que tengas vida eterna es momento de tomar la actitud correcta y enseñarle al mundo que ese sacrificio no fue en vano.
Dios Te Bendiga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *